Friday, July 22, 2016

Feed del Blog Comentarios

Sobre el Blog

En la antigüedad había un filosofo al que todos conocemos: Platón. Sus ideas filosóficas marcaron profundamente nuestra forma de ver el mundo durante siglos.

Platón decía que el hombre estaba formado por cuerpo y alma. El alma era lo mas importante. En estas ideas había una concepción dualista del hombre: un ser dividido en dos, en el cual el cuerpo era solamente el recipiente del alma.

Durante mucho tiempo estas ideas no solo influyeron en otros pensadores sino a la forma de vernos a nosotros mismos, introducido también por el cristianismo. Había un desprecio a todo lo que este relacionado con el cuerpo, porque lo mas importante era salvar el alma. Y con más razón si se trata del sexo.

Esta disociación también ha influido en el ámbito de las ciencias: el cuidado del cuerpo, de su salud y enfermedad esta destinado a la medicina; las emociones, el espíritu, el alma, fueron reservadas a la psicología, la filosofía, la metafísica y la religión. Nuestra sexualidad es una parte importante de nuestra personalidad y la genitalidad una parte de la sexualidad en general.

La sexualidad es energía vital que nos lleva, desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, a cubrir necesidades biológicas, psicológicas y sociales. La sexualidad es la fuerza de nuestros sentimientos, nuestras acciones y actitudes.

Por un lado cada vez somos educados en una mayor libertad de ideas, en la tolerancia, en el concepto de “normalidad” y en su consecuente comportamiento. Pero por otro, con mucho peso y de forma paralela, evoluciona también lo contrario, el retorno a ideas de épocas de intolerancia y de incomprensión. La palabra sexualidad es muy bella pero muchos insisten en meterla en el mismo saco que otras que no tienen nada que ver. Y mientras más se habla de ella y se utiliza apropiadamente (la primera sociedad que evoluciona), mas ideas siguen surgiendo que la equivocan (la segunda sociedad que da un paso atras).

En un calurosa tarde de verano, en el vecindario gay-friendly de West Willage, en la ciudad de Nueva York, siete mujeres de Nueva Jersey fueron física y verbalmente atacadas por un hombre de 29 años. En una inusual parodia de la justicia, las New Jersey Seven, tal como se hicieron conocidas, fueron enviadas a prisión por defenderse. Este film narra la historia de los juicios, y las sentencias de prisión de estas siete mujeres, así como los años de lucha de sus familiares tanto como activistas para lograr que estas mujeres fueran liberadas. A lo largo del film se van revelando detalles devastadores de cómo los medios, la homofobia, y el racismo trabajaron juntos para estigmatizar, a las personas gays de color.

Busqueda

Recibe las Novedades del Blog

Recibe los Nuevos
Articulos en tu Correo Electronico!

Libros Recomendados

Blogroll

  • Acuarelacool
  • AllSeville.com/guia gay
  • Amantes de la Musica
  • Blog de Cine
  • Caleidoscopio Multiple
  • Cultura Lesbiana
  • Darse Cuenta
  • Diario de una Rosa Roja
  • El Reciclon
  • Espadas y Dragones
  • Fotografía y Diseño
  • Irreverentes
  • La Psicologia en la Red
  • La Voz Perdida
  • LESBIANA AZULETE (remedio para no desteñir los sueños)
  • Lesmode
  • Luna Infinita
  • No esta el Horno para Bollos
  • Planetario Lunatico
  • Verdad o Leyendas

Tematica del Blog

  • Arte Lesbico
  • Blogs Lésbicos
  • Cómics – Yuri
  • CINE Y SERIES LESBICAS
  • Cortometrajes lesbicos
  • Cortometrajes lesbicos
  • Guía de Turísmo Lésbico
  • Historias que nos cuentan
  • Inescapable
  • Lesbianas Famosas
  • Literatura lesbica
  • Lo que Siento
  • Momentos Eróticos del Cine Lésbico
  • Publicidad Lésbica
  • Salud Sexo y Otros Temas
  • Sobre el ambiente lesbico
  • THE L WORD

Archivos

  • Marzo 2010
  • Octubre 2009
  • Septiembre 2009
  • Julio 2009
  • Junio 2009
  • Mayo 2009
  • Abril 2009
  • Marzo 2009
  • Febrero 2009
  • Enero 2009
  • Diciembre 2008
  • Noviembre 2008
  • Octubre 2008
  • Septiembre 2008
  • Agosto 2008
  • Julio 2008
  • Junio 2008
  • Mayo 2008
  • Abril 2008